" ... el amor es el motor de la inspiración ... "

Mi musa tiene un detector de energía, mi mente uno de pensamientos, mi espíritu uno de emociones, mi alma otro de sensaciones, y así andamos siempre en grupo, y mientras palpitamos y sentimos las energías emocionales externas de los seres vivos que nos rodean, logramos transformar espiritualmente dentro del templo toda química sensorial destructiva en energía intelectual y creativa.

Cuando pases por una transformación intenta que sea un gran proceso espiritual y no una obsesión material.

Deja que tus metas salgan del corazón para que el amor bendiga tus planes.

No permitas que la obsesión te acompañe nunca por el camino a alcanzar tus metas.

El materialismo obsesivo, no es riqueza espiritual.

El confort es bueno, la iluminación es mejor.

La comodidad es un excelente logro. La transformación espiritual está reservada para bendecir exclusivos corazones.

Todos saben llegar, pero pocos pueden amar.

Ama el bienestar que da tener lo que prefieres y deseas como algo necesario para tu bienestar, sin acumular con obsesión ni avaricia las cosas innecesarias.

Amo las personas que me transmiten paz y bienestar; quien me transmite emociones irritante por lo general es quien me inspira a escribir.

La personas que menos me aprecian son las que más me inspiran y motivan a escribir.

¿Que estilo tengo de vida?
“Con mis conocimientos, pensamientos y emociones formo mi estilo de vida.
Yo no tengo ni estudios de arte ni estilo artístico, ni mentor. Yo tengo una musa activamente observadora y juguetona con ganas de hacer y con muchos ideales creativos.”

Un encuentro casual, con las personas que más lejos me quieren tener, tiende a darme mucha motivación para escribir.

Cuando siento la negatividad tóxica de las personas que me desean tener lejos, es cuando más energía elabora mi musa para ponerme a escribir.

Si no se elaborase activamente esa negatividad emocional tóxica pesimista de pensamientos venenosos que elaboran muchos seres vivos dentro de sus mentes, no tuviesen trabajo ni los artistas, ni los músicos, ni los escritores, ni los psicólogos, ni los farmacéuticos, ni los médicos.

La codicia envenena a los ricos, la obsesión enferma a los pobres.

No te obsesiones, apasionarse con las preferencias es el secreto.

La obsesión mezclada con la envidia es la química perfecta para morir en vida.

La indiferencia de la mayoría me da tiempo y espacio para dedicarle tiempo a las cosas con importancia.

La indiferencia de la mayoría me permite dedicarle tiempo a la gran valiosa minoría, como a mis metas y a mi misma.

La indiferencia de la mayoría me ayuda a crecer, porque en la minoría está el poder de cambiar, de transformar y de evolucionar.

"Si algunos supieran el gran favor que me hacen al apartarse de mi camino, ni en sus pensamientos yo tuviera lugar!

Herramientas para educar a todo ser vivo en cualquier espacio del universo:
Amor y capacidad de amar
Respeto y humildad
Fantasía e imaginación
Creatividad y perseverancia
Paciencia y buen humor

Herramientas que destruyen a todo ser vivo espiritualmente en cualquier espacio del universo:
La envidia y los celos
La codicia y la avaricia
Las obsesiones y el descontento
La inconformidad y la agonía
Los excesos y las comparaciones

YORDANKA JASCHKE