"DEJEMOS DE TRABAJAR, SIENDO MAS UTILES"

Si te rodeas de amor y con buenas personas, harás posible lo que muchos señalan como imposible. 

El amor es la melodía que anuncia los milagros .

Soy lo que no vez, soy la esencia de lo que tus ojos no te permiten ver, ni tu ser te deja intuir.

Soy lo que tu alma no escucha de mi, soy lo que tu corazón no intuye, soy lo que tu mente no te permite sentir.

Somos lo que escondemos, somos lo que ocultamos, somos lo que tapamos, somos un refugio de miedos.

Somos lo que no dejamos ver, somos lo que no sacamos a la luz, somos lo que no mostramos.

Somos lo que otros quieren o pueden ver en nosotros.

Somos lo que no sabemos que somos.

No somos, mientras no sepamos para que somos.

No serás para nadie, mientras no sepas para que estas aquí.

Cuando sepas que quieres, se tu mismo.

Yo adoro conectar personas, adjuntando al mismo tiempo experiencias y momentos.

No te aconsejo que te hagas independiente formando tu propia empresa porque deseas abundancia material y ganancias excesivas, si creas tu empresas te recomiendo que lo que más quieras sea dejar de trabajar; en el sentido que para ti ir a trabajar sea tan natural como para el pez lo es nadar y para las aves lo es volar.

El lujo y el éxito no está en los beneficios materiales, sino en la calidad de vida que sepas llevar con lo que tienes sin haber robado o sido corrupto.

Querer mucho es abarcar poco, quererlo todo trae escasez de crecimiento espiritual.

Se un ser muy rico y no un rico muy pobre.

La riqueza está en el corazón que se acurruca en la sabiduría del alma, y no en la abundancia del desperdicio de valores humanos.

No permitas que el orgullo de tu ego cuente tu noticia, deja que el eco positivo y la resonancia optimista haga el camino. Y que la sombra de tu humildad haga detonar tus logros y tus éxitos en los oídos y mentes humanas, levantando este volcán de impresiones la ansiedad y curiosidad de tus posibles admiradores, seguidores y clientes. Esta regla universal, no la logras jamás a través de las redes sociales.

Como las aves vuelan y los seres vivos respiran, como los peces nadan y el sol brilla, como algo hermoso y natural tendríamos que saber elegir nuestros sueños laborales para luego con esa naturalidad levantarnos todos los días despiertos y con ganas de ser útiles para nosotros en la sociedad, entregando con nuestros dones, habilidades y talentos lo mejor de nosotros a la humanidad. No vallamos a trabajar por necesidad y por dinero, trabajemos para sentirnos útiles, siendo siempre multiplicadores del bienestar humano y social.
YORDANKA JASCHKE