¿Yo?

Recibí un correo electrónico de un ser, y me tomo la libertad de opinión y expresión para decir que es alguien con la inteligencia emocional desarrollada, si estuviera equivocada el universo en su momento me lo hará saber.
Pues bien, supuestamente es alguien que ha visitado mis páginas web, entonces al yo recibir la pregunta;
¿Tú de donde eres?
Yo tuve diferentes pensamientos, si en realidad visitó mis páginas web, sabrá por haber leído de donde soy, pero si supuestamente las ha leído y sabe de donde soy, para que preguntar entonces...
¿Tú de donde eres?
Me quedé pensando, y me dije, salgamos a caminar y reflexionemos. Se tomaron de la mano mi alma y mi Yo. Caminamos durante un espacio de tiempo, mientras caminaban pude escuchar el río, el cantar de los pájaros, la campana de las vacas, las abejas, el susurrar del viento y entonces pude observar todo lo que volaba y pude apreciar todo lo que flotaba en el aire, y pude sentir la música de la existencia. Mi alma se quedó inmóvil en la oscuridad de mi espíritu, mientras escuchaba atentamente el latir de mi corazón y percibía la paz del fluir de la vida.
Así, en un instante desapareció el Yo, el alma ocupó todo el espacio del templo, la meditación de espíritu desplazó la sombra del Ego.
En ese momento sentí que el Yo se alejaba y la luz de mi ser me hacía sentir el poder del alma y su conexión al universo.
Caminé hasta llegar a un banco, pasado un rato emprendí el camino de regreso.
De pronto sentí unos pensamientos que me querían decir algo, el alma se puso a disposición de las reflexiones que quiso exponer la mente.
"Si me pudiste demostrar que en tu ser no existo, entonces quien soy" Quiso saber el Yo.
"Cuando voy al banco, me piden documentos y me preguntan, ¿Tú de donde eres?, si necesito viajar, en muchas oficinas me piden documentos y me preguntan, ¿Tú de donde eres?, si realizo alguna gestión social o empresarial, me piden documentos, y me preguntan, ¿Tú de donde eres?"
Seguía hablando el Yo.
"Reflexioné en el instante en el que pude sentir que me ignorantes, pensé mucho cuando pude percibir tu independencia espiritual, medite al notar que vives y existes sin mí, entristecía al comprender que vivo fuera del templo, que no soy más que un producto de identificación y un concepto de marketing y comunicación"
Seguía hablando el Yo.
"Yo soy lo que otros crean, Yo soy un número, Yo soy un concepto, Yo soy un documento, Yo soy un nombre, Yo soy la sociedad, Yo soy un problema, Yo soy un producto, Yo soy un nombre, Yo soy un consumidor, Yo soy el origen y causa, Yo soy un resultado, Yo soy uno más, Yo soy lo que otros piensan pueden ver y sentir, Yo soy el final del tiempo"
Seguía hablando el Yo.
"Si le pregunto a una flor, ¿Tú de donde eres?, me pregunto que dirá, si le pregunto al viento, si le pregunto al río, si le pregunto a la tierra, ¿Tú de donde eres?, si le pregunto a la lluvia, si le pregunto al amor, si le pregunto a Dios, ¿Tú de donde eres?, si le pregunto a la vida, si le pregunto a la muerte, si le pregunto a la luna, ¿Tú de donde eres?"
Seguía hablando el Yo.
"El Yo estaba perturbado, se había dado cuenta que no era más parte de la esencia, no le necesitaba el alma para existir, no le hacía falta al espíritu para que el corazón latiera fugazmente, no era un elemento esencial para la vida espiritual, más bien un elemento decorativo del Ego y de la debilidad del orgullo, más bien el Yo era un concepto social de marketing y comunicación, una obra de la mente para dar paso a un nivel de entendimiento humano. El Yo era una definición para las almas menos maduras espiritualmente."
Seguía hablando el Yo.
"Cuando me pregunten, ¿Tú de donde eres? Responderé con una sonrisa agradable y una pregunta pintoresca ¿A quién se refiere, a mi Yo o a mi alma.?"
Gracias Ricardo de la Rosa por tu pregunta,
¿Tú de donde eres?
Ahora sin pedirte autorización mi estimado Ricardo, me permito compartir con mis amistades esta reflexión de la cual tu pregunta a sido la motivación e inspiración.
Por favor, sin desear ofenderte o lastimarte,  con el respeto que mereces, te pido que respondas a tu pregunta.
¿Tú de donde eres?
Creo que soy un alma en la vida, polvo de estrellas, historia en el tiempo, esencia en el universo, espíritu de luz, energías renovables, un ser, soy paz, siento amor, y mi alma no tiene documentos, desconozco el origen de mi alma, mi alma tiene su existencia y solo la riqueza de un alma que siente y recibe, da piensa y escribe, comparte y siembra, un elemento que flota en el templo, y por eso no podría responder racionalmente a la pregunta,
¿Tú de donde eres?
Cordialmente, saludos, buen día, bendiciones Yordanka Jaschke.