MUJERES DEL MUNDO, USTEDES SON VIDA.

El poder de la mujer inteligente.
¿Cual es el arte de ser una mujer inteligente?

Todas podemos amar y todas sabemos perdonar. Con la mano en el corazón nos podemos dar cuenta de nuestras fuerzas y con las manos al cielo podemos convencernos del poder de la palabra. Todas somos progreso todas podemos vencer. Sí, di sí a la vanguardia y di sí a la educación. Mujeres del mundo debemos unirnos y trabajar juntas en el nombre de la paz. Alcemos las manos al cielo, llenemos nuestras almas de valor y salgamos de frente, llenas de coraje y sin miedos a la calle con un rostro lleno de gratitud y manos llenas de solidaridad. Es un deber de cada mujer saber educar la sociedad con conocimientos. Si nos unimos entre letras y nos reunimos entre libros, podremos vencer con la palabra. No le des la espalda a las bibliotecas mas bien pasa cuando puedas tiempo entre libros. No ataques al intelectual ni juzgues al maestro, mas bien acércate a los académicos. Intentemos pasar menos tiempo comprando y consumiendo distracciones, y busquemos en la historia las victorias de las mujeres que han sabido alzar la voz. No seamos solamente ejemplo de belleza incolora, sino llenemos nuestra imagen de humanismo y mensajes útiles para la educación. Dejemos a un lado las quejas y miremos de frente nuestras ventajas. Es hora de cambiar, de visualizar y de continuar, no nos podemos quedar sentadas entretenidas entre ropas, zapatos y consumo de productos innecesarios, no somos tontas si no nos comportamos como tal. Nos quieren con la cabeza llena de colores, pero no hemos recibido de la vida tanto poder, como para llenarnos solamente de banalidades. Nos quieren ver bobas frente a la televisión, pero no hemos nacido para embobecer con telenovelas, hemos nacido para hacernos sentir, tenemos voz, luchemos por la paz mundial y los derechos humanos. Necesitamos mas maestras y escuelas, y menos salones de belleza y peluqueras, tal vez hay que construir mas centros de estudios y menos centros comerciales, quien sabe si el futuro no seria mas solido si todas tuviéramos mas conocimientos y menos novelas de amor. La sociedad necesita con urgencia mujeres mas preparadas para actuar a favor de los mas necesitados y explotados. La libertad comienza con la educación adecuada, es nuestra obligación rodearnos de historia y alejarnos de las estanterías de zapatos. Si leemos mas y compartimos conocimientos habrán mas desamparados con mejor calidad de vida, que si nos dedicamos a mirarnos todos los días durante horas en el espejo, esto no ayuda a que se eliminen las injusticias. Tener la cámara de foto todo el día frente a nosotras y publicar todo lo que sentimos es una sensación placentera que se esfuma en cuestiones de segundos, sin embargo pensar, escribir, compartir y comunicar acciones y reflexiones con conocimientos útiles para ayudar a nuestra especie a crecer en conocimientos emocionales, seria un sano multiplicador que estamos necesitando, y escasea actualmente, porque es mas fácil entretenernos enviando nuestras emociones a muchas personas que intentar con muy poquito cambiar algo en el bienestar de la humanidad. A veces no se necesita mucho, para lograr un cambio mínimo pero relevante. Seamos la acción de nuestra generación, reaccionemos de forma inteligente para que la generación futura tenga mas conocimiento que puro entretenimiento. Hagamos una revolución de amor con libros dentro de las bibliotecas. Convirtamos los centros de consumo en espacios de conocimientos. Llenemos nuestras vidas de actividades sociales y educativas. Llenemos nuestros espacios fotográficos con imágenes que digan algo mas que “estoy bien, la estoy pasando bien”. Escribamos mensajes y reflexiones llenos de profundidad y ayuda social. La sociedad esta pidiendo a gritos que cambiemos, pero estamos sordas porque nadie vende libros para hacer una revolución, mas bien se vende como revolucionar tu tiempo libre consumiendo y recreándote. Todos los espacios están llenos de música e imágenes para que estemos siempre entretenidas y soñando, cuando en nuestro interior muchas veces hay una voz que nos dice: “Cambia, tu puedes”
La historia necesita de cambios, los cambios se hacen con una revolución, la revolución no se hace con vestidos y prendas en las manos, se hace con voluntad, coraje, de frente, con inteligencia y conocimientos.
La palabra, los libros, y el intelecto son armas básicas para lograr cambios en la historia. No necesitamos ni armas, ni guerras ni drogas, necesitamos dialogar, tolerancia y aceptación.
La corrupción es la madre de cada cataclismo revolucionario. Con la corrupción a la vanguardia ni la democracia sobrevive.
Por eso, mujeres, les pido unidad y sabiduria, conocimientos y solidaridad, estudios y acción. Con los libros en las manos eduquemos nuestra nación.
Hay que educar, hay que cambiar, debemos perdonar, tenemos que crecer, podemos vencer, sabemos luchar, alcemos la voz, crucemos las manos, intercambiemos experiencias, seamos solidarias, leamos, hablemos, escuchemos y seamos ejemplos de bondad, compasión y hermandad. Llenemos nuestras estanterías de libros y nuestras carteras de reflexiones. Busquemos del conocimiento, alejate del consumo que te ayuda a recrearte y te inunda de ignorancia. Llénate de vida en el mundo de las letras, cultiva tu inteligencia, desarrolla tus capacidades, trabaja para un mundo mejor. Somos muchas, por eso si todas hacemos un poquito, lograremos lo imposible. FELIZ DIA DE LA MUJER.
Yordanka Jaschke.